Injerto de pelo al mejor precio
Injerto de pelo al mejor precio

Alopecia androgénica

Nuestro artículo

Únete para comentar

Comentarios

La alopecia androgénica o también conocido como androgenética es un trastorno en el cual se produce una pérdida de pelo con un patrón muy definido. La alopecia es un proceso lento donde la pérdida de cabello es progresiva.

Este tipo de alopecia es la forma más común de alopecia, afectando al 50% de los hombres, y a algunas mujeres, pero en menor proporción. Aunque puede comenzar en cualquier momento, es frecuente que se inicie en la pubertad o la adolescencia. Su evidencia se muestra entre los 30 y 40 años de edad en la mayoría de los casos.

A quién afecta

La alopecia androgénica es la forma más común de alopecia, afectando al 50% de los hombres.

La alopecia androgénica es la forma más común de alopecia, afectando al 50% de los hombres.

La posibilidad o probabilidad de padecer alopecia androgénica varía principalmente del origen étnico de la persona. Los hombres de raza blanca tienen mayor probabilidad de sufrir esa alopecia que los demás varones de otras razas como la asiática o la raza negra.

Pero la raza no es el único factor importante en la aparición de la alopecia, influye también otros como la edad o el sexo. Respecto a la edad afecta de la siguiente manera:

  • Mayores de 30 años al 30%
  • Mayores de 50 años al 50%
  • Mayores de 70 años al 80%

Además, aquellos que tienen antecedentes familiares que padecen este trastorno son más propensos a sufrirlo también. En estos casos es posible que el dermatólogo prediga el grado de alopecia que se sufre según el historial familiar.

Alopecia androgénica en mujeres

Los casos de alopecia androgénica en mujeres no se dan con tanta frecuencia como en los hombres. Se estima que lo padecen el 15% de las mujeres antes de cumplir los 40 años, y casi un 40% tras la menopausia.

El hecho de que la alopecia en mujeres no esté normalizado como en los hombres provoca cuadros de depresión, por lo que es fundamental tratarlo a tiempo para conseguir una estabilidad emocional en la paciente.

En las mujeres la alopecia no re reconoce de igual modo que en lo varones, en ellas en vez de fijarse en la caída del pelo se aprecia en la pérdida de densidad y en la aparición de algunas zonas claras. Concretamente en la parte superior de la cabeza. Estos síntomas se deben a la degradación de los folículos pilosos.

Tanto hombres como mujeres padecen alopecia androgenética, aunque a ellas les suele afectar más psicológicamente.

Signos de alopecia androgénica

El proceso de pérdida comienza con el llamado proceso de recesión bitemporal, en el que se empieza a perder pelo de la parte frontal del nacimiento, principalmente en las zonas sobre las sienes.

Posteriormente empieza a clarear el cabello en el área superior de la cabeza hacia la parte posterior. Esta zona es la comúnmente conocida como coronilla. Los cabellos situados en esas zonas afectadas son por lo general más cortos, finos y de una tonalidad más clara que le resto.

La edad, la herencia y las hormonas son las principales causas de la alopecia androgenética.

La edad, la herencia y las hormonas son las principales causas de la alopecia androgenética.

Normalmente quienes padecen alopecia compruebas como con el tiempo las áreas con dicha enfermedad crecen hasta fusionarse, quedando solamente una franja de pelo en los lados y la parte posterior de la cabeza.

Resumiendo, la alopecia androgenética se divide en tres fases:

  1. Pérdida frontal
  2. Pérdida en zona superior
  3. Caída generalizada del cabello

Causas de la alopecia

Las principales casusas de la alopecia androgénica son la edad, la herencia y las hormonas masculinas. Las hormonas masculinas son la causa de que ocurra mayormente este tipo de alopecia y ocurre por la sensibilidad de los folículos pilosos frente a las hormonas andrógenas.

La dihidrotestosterona o DHT juega un papel importante en el desarrollo de la alopecia androgenética. Esta enzima se produce de manera natural en hombres y mujeres, aunque en proporciones totalmente distintas. Provoca una hipertrofia de la glándula sebácea y una atrofia progresiva en el folículo. Como consecuencia de esto se consigue una disminución de la densidad del cabello.

La DHT además acorta la fase de crecimiento del ciclo del pelo, consiguiendo así una miniaturización del cabello que con el tiempo se vuelve incoloro, corto y más fino.

En la alopecia androgénica se diferencian tres fases: caída frontal, pérdida en el área superior y caída general del pelo.

Tratamiento para la alopecia androgénica

Aunque existe multitud de tratamiento para combatir la pérdida de cabello, son tres los más populares que actualmente se pueden encontrar en el mercado por las garantías que ofrece.

El Minoxidil y Finasteride son los fármacos más aclamados para tratar de solventar la caída del pelo. Aunque el fin de ambos es el mismo, sus componentes y su utilización depende de la persona que se somete al tratamiento. Por ello es fundamental visitar un especialista que recomiende cuál es el que mejor se adapta a las necesidades de cada paciente. Un uso indebido de los medicamentos puede ocasionar efectos secundarios.

Uno de los problemas que surgen con el uso de dichos fármacos es la duración del tratamiento, normalmente de por vida a menos que el paciente decida dejarlo. En el momento que se pause o finalice el tratamiento los efectos ganados se pierden, debiéndose comenzar de nuevo para llegar al punto en el que se dejó.

Como una solución alternativa a esto surgió el implante capilar, el mejor tratamiento capilar para combatir la alopecia androgénica que hay en la actualidad. El trasplante de pelo se ha convertido en los últimos años en la mejor opción gracias a los buenos resultados que ofrece, pero, sobre todo, por las garantías de obtener un pelo nuevo de por vida con un aspecto totalmente natural.