Clínica Esbeltia Málaga
Clínica Esbeltia Málaga

Carboxiterapia capilar

Comentarios

La carboxiterapia capilar es un tratamiento que admite infinidad de aplicaciones en el campo de la medicina estética. Entre otras utilidades, destaca por ser uno de los tratamientos contra la alopecia a los que acuden hombres y mujeres para tratar de frenar la caída de su pelo.

En esencia, la carboxiterapia es un tratamiento mesoterapéutico en el que se aplica por vía subcutánea e intradérmica una solución de anhídrido carbónico (CO2). En su origen, esta terapia comenzó a usarse como tratamiento para eliminar la celulitis y la grasa localizada, así como para rejuvenecer el rostro, borrar manchas en la piel o mejorar el aspecto de las cicatrices. Si bien, en los últimos años se ha extendido su uso como tratamiento contra la alopecia.

La carboxiterapia capilar, ¿para qué sirve?

Hay que decir que además de para luchar contra la alopecia, la carboxiterapia capilar también resulta muy útil para aliviar otros problemas que atacan al cabello, como la caspa o la seborrea. No se debe olvidar que el CO2 es un vasodilatador muy potente que contribuye a oxigenar los folículos pilosos y a mejorar la absorción de nutrientes y el flujo sanguíneo. Todo ello, además de prevenir la pérdida capilar, hace que el pelo se fortalezca, aumente su grosor y conserve su color natural.

La carboxiterapia es un tratamiento estético que se aplica también para fortalecer el cabello.

La carboxiterapia es un tratamiento estético que se aplica también para fortalecer el cabello.

Asimismo, la carboxiterapia no solo es aplicable en casos de alopecia androgenética (aquella que se produce por predisposición genética y que afecta durante toda la vida), sino también a las alopecias temporales provocadas por situaciones como el estrés, la mala alimentación, factores externos como el sol, el aire o los cambios climáticos, etc.

De hecho, la mayoría de expertos señalan que este tratamiento sería más recomendable cuando la caída del pelo se debe a alguna de estas últimas causas, pues sus resultados para la calvicie común no serían permanentes (en este tipo de alopecia la mejor solución sigue siendo el injerto capilar). 

¿Qué es el anhídrido carbónico?

Antes de continuar enumerando cuáles son los principales beneficios de la carboxiterapia capilar como tratamiento para la alopecia, habría que explicar qué es el anhídrico carbónico en el que se basa esta terapia.

Este, más conocido como dióxido de carbono, está constituido por un átomo de carbono y dos átomos de oxígeno. Es un gas que resulta no ser tóxico e gas tiene la característica de no ser tóxico y que al penetrar por vía subcutánea en la dermis, se elimina por vía aérea. Por tanto, no hay riesgo de que se incremente la presión arterial ni de que haya variaciones en la presión parcial de oxígeno y de CO2 a nivel sistémico.

A nivel farmacológico, los efectos que produce son:

  • Vasodilatación local.
  • Aumento del flujo vascular y de la porción parcial de oxígeno.
  • Hiperdistensión del tejido subcutáneo.

No se debe olvidar que el CO2 es un vasodilatador muy potente que contribuye a oxigenar los folículos pilosos y a mejorar la absorción de nutrientes y el flujo sanguíneo. 

¿Cómo se aplica la carboxiterapia capilar?

La terapia de carboxiterapia capilar consiste en una serie de infiltraciones subcutáneas de dióxido de carbono en aquellas zonas de la cabeza en las que la pérdida capilar es más notable. Esto provoca un efecto vasodilatador de los folículos y una mejor oxigenación de los tejidos.

De este modo, el dióxido de carbono se inyecta en forma estéril por medio de una aguja en una zona determinada, desde donde se difunde con facilidad hacia los tejidos adyacentes del cuero cabelludo, ejerciendo su acción. Para ayudar a su extensión, la inyección se realiza desde un balón de CO2 conectado a un equipo que permite regular la velocidad del flujo y monitorizar la dosis total administrada.  Al introducirse en la piel, el CO2 se divide en C y O2 (oxígeno puro) que al ponerse en contacto con la hemoglobina de los glóbulos rojos, libera el oxígeno a los tejidos mejorando la circulación.

El tratamiento de carboxiterapia capilar utiliza el dióxido de carbono para mejorar la circulación en el cuero cabelludo.

El tratamiento de carboxiterapia capilar utiliza el dióxido de carbono para mejorar la circulación en el cuero cabelludo.

La cantidad de dióxido de carbono suministrada dependerá de cada caso, a criterio del especialista; si bien, normalmente se recomienda no aplicar más de 200 mililitros de CO2 por cada sesión. En cuanto al número de sesiones que se deben aplicar, en principio se aconseja un mínimo de 4 sesiones a razón de una por semana o cada 15 días. Estas sesiones son rápidas, pues su duración no suele sobrepasar los 20 minutos.

Este tratamiento no es agresivo para el paciente, por tanto no se puede hablar de un periodo de recuperación después de cada sesión. Es decir, el paciente puede volver de inmediato a su rutina o vida laboral, sin que tenga ninguna limitación en cuanto a las actividades que puede realizar.

En la mayoría de los casos la carboxiterapia capilar se puede acompañar por otros tratamientos contra la alopecia para así potenciar sus efectos y mejorar los resultados. Así, algunos de los procedimientos más habituales para realizar combinados con este procedimiento son el PRP Capilar o la bioestimulación, pero también la fototerapia con láser y otros métodos alternativos como los medicamentos contra la calvicie (Minoxidil, Rogaine, Redenhair, Finasteride, etc.), o los suplementos de vitaminas, oligoelementos y aminoácidos para el pelo.

¿Qué percibe el paciente durante la sesión?

El tratamiento de carboxiterapia capilar contra la alopecia es un procedimiento sencillo y rápido en su aplicación; el paciente no siente dolor alguno, sino que únicamente percibirá un fugaz escozor. Junto a esto, otros de los efectos habituales de esta terapia son:

  • Ligero hormigueo en el área tratada, sensación que se produce como consecuencia de la difusión del dióxido de carbono. 
  • Un ligero enrojecimiento de la piel (eritema), producto del aumento del flujo sanguíneo en los capilares.
  • Durante unos minutos, se tendrá una sensación de distensión o laxitud de los tejidos.
  • Como efecto transitorio, el paciente puede sentir una especie de crepitación en el cuero cabelludo. Esto es debido a la entrada del gas.

El tratamiento de carboxiterapia capilar es sencillo y rápido en su aplicación; el paciente no siente dolor alguno, sino que únicamente percibirá un fugaz escozor. 

Beneficios de la carboxiterapia capilar

Así, la carboxiterapia capilar aporta beneficios a la salud del cabello, como la mejor circulación del cuero cabelludo y el impulso en el crecimiento del pelo. En esta materia existen estudios que certifican que los tratamientos para el pelo con carboxiterapia ayudan a frenar la alopecia, con resultados como los siguientes:

  • La piel se vuelve más lisa y se observa una mejora en la calidad del tejido.
  • Se detiene la caída del cabello y se logra su revitalización, recobrando su color natural.
  • Se incrementa la circulación y esta adquiere una mayor velocidad. Esto se traduce en un incremento del riego sangíneo en el cuero cabelludo, con lo que se aportan a los folículos más nutrienes y más oxígeno.
  • Mejor vasodilatación de la arteriola y metarteriola y mejor vasodilatación capilar.
  • Neoangiogénesis. Este término, que procede de la angiogénesis, consiste en la formación de nuevos vasos sanguíneos. 
  • Consecución del llamado efecto Bohr.
  • Se favorece la formación y renovación de elastina y colágeno. 
Se trata de un tratamiento con escasos efectos secundarios, pero está contraindicado para algunas personas.

Se trata de un tratamiento con escasos efectos secundarios, pero está contraindicado para algunas personas.

¿En qué pacientes está contraindicado?

En principio, esta terapia es aplicable en cualquier persona que pierda más cabello del normal o que presente un pelo dañado, ya que no provoca efectos secundarios. Dicho esto, sí hay algunos casos en los que habría que consultar específicamente con el médico la conveniencia de someterse a este tratamiento.

En especial, la carboxiterapia capilar puede estar contraindicada para quienes padezcan alguna de las siguientes patologías:

  • Insuficiencia cardíaca congestiva.
  • Angina inestable.
  • Personas que hayan padecido infarto de miocardio recientemente.
  • Insuficiencia respiratoria; insuficiencia renal.
  • Gangrena.
  • Epilepsia.
  • Quien tiene algún tipo de cáncer o lo ha sufrido hace poco.

Por otro lado, junto a estas enfermedades, también deben evitar la carboxiterapia capilar las mujeres embarazadas.

Nuestro artículo

Únete para comentar
;