Injerto de pelo al mejor precio
Injerto de pelo al mejor precio

Tricología

Nuestro artículo

Únete para comentar

Comentarios

La ciencia que estudia el pelo y el cuero cabelludo se conoce como Tricología. A través de ella se estudian las enfermedades que afectan a esta parte del cuerpo, así como los tratamientos y técnicas para mejorar su salud. En especial, la Tricología se ocupa de diagnosticar y tratar los distintos tipos de alopecia, preocupación principal por la que hombres y mujeres acuden a la consulta del especialista.

Tricología, ¿qué es?

La Tricología es la parte de la Dermatología que se encarga de estudiar y analizar todos los aspectos inherentes al cuero cabelludo y al pelo, ya sean sus características físicas (color, densidad y cantidad) como su estructura molecular. Su objetivo es hacer un diagnóstico lo más certero posible acerca de su estado de salud. 

Esta tiene entre sus áreas de especialización a la Cirugía Capilar y Estética, la Dermatología Capilar, la Parasitología Capilar, la Biología, la Genética Capilar, la Psicología y la Nutrición, entre otras disciplinas.

Ante un problema de caída de pelo o alguna patología en el cuero cabelludo, lo ideal es acudir a un dermatólogo especialista en Tricología.

Ante un problema de caída de pelo o alguna patología en el cuero cabelludo, lo ideal es acudir a un dermatólogo especialista en Tricología.

Dentro de ella, la estética juega un papel esencial ya que una mala salud capilar es percibida por la propia persona y por quienes le rodean, generando una especie de estigma en estos pacientes y, como consecuencia, problemas de autoestima, estrés, ansiedad o depresión. Es por eso que la Psicología es una disciplina que forma parte de la Tricología como parte relevante para abordar las enfermedades del cuero cabelludo.

¿Para qué sirve?

La Tricología se especializa en el estudio del pelo y del cuero cabelludo, y de sus posibles alteraciones (tricopatías) en cuanto a su color, cantidad, densidad y estructura. Su atención secentra en el estudio de las técnicas de diagnóstico, prevención, corrección y tratamientos específicos. En especial, se ocupa del detección de cualquier tipo de alopecia o caída del pelo, uno de los motivos más frecuentes de consulta dermatológica, y de su tratamiento.

Hay que pensar que el cuero cabelludo es una parte más del cuerpo humano que, al igual que el resto, sufre intoxicaciones internas y externas y es sometida a constantes tensiones. Todo ello genera una alteración en la irrigación vascular y nerviosa en esa zona, causando perturbaciones tales como el envejecimiento de la piel y del pelo. Así, la Tricología se preocupa por estudiar, prevenir y compensar las necesidades y problemas del cuero cabelludo y del cabello, para recuperar su salud y su estética.

Entre otras cosas, la Tricología se ocupa de los siguientes aspectos:

  • Ciclo de vida del cabello.
  • Crecimiento del pelo.
  • Su caída. Tratamiento de la alopecia.
  • Afecciones tales como la caspa, sequedad, grasa, seborrea, envejecimiento prematuro, alteraciones estructurales.

La Tricología se especializa en el estudio del pelo y del cuero cabelludo, y de sus posibles alteraciones en cuanto a su color, cantidad, densidad y estructura.

Por otra parte, la Tricología estudia la funcionalidad de la química, la física y la cosmética en relación al cabello, ya sea para prevenir futuros problemas o para mejorar su salud y belleza.

Así, no solo se esfuerza por buscar soluciones a los problemas capilares, sino también prevenirlos. Para ello cuenta, el tricólogo tiene a sus disposición pruebas como el tricograma, la dermoscopía o el fototricograma.

Ante cualquiera de los síntomas de pérdida de cabello, lo recomendable es acudir cuanto antes a un especialista para que evalúe el problema. Lo más probable es que este decida hacer un tricograma, un estudio clínico para poder realizar un diagnóstico preciso de la enfermedad.

Tricograma

Un tricograma consiste en obtener información sobre el estado del pelo en sus diferentes fases de crecimiento y caída. Se trata de una técnica médica de gran utilidad para conocer con exactitud cuál es el estado real del cabello, lo que permitirá proponer cualquier tratamiento capilar acorde a las necesidades particulares de cada paciente.

Esta es una de las técnicas de diagnóstico más utilizadas en el ámbito de la Tricología, y se puede realizar a cualquier edad, tanto en hombres como en mujeres, para estudiar problemas del cuero cabelludo y alopecias. Para llevarla a cabo el especialista necesita obtener una muestra de pelo (raíz y tallo piloso), que después analizará a través de un microscópio. De esta forma se consigue determinar el estado del cabello y averiguar la causa de su caída.

La Tricología es una rama de la Dermatología que se encarga del estudio del cuero cabelludo.

La Tricología es una rama de la Dermatología que se encarga del estudio del cuero cabelludo.

Son cinco los estados en los que se puede encontrar el cabello: anágeno, telógeno, catágeno, displásico, distrófico. Y los resultados del tricograma aportan información valiosa sobre los siguientes aspectos:

  • Los porcentajes anágeno-telógeno.
  • Sobre el color, la forma y contorno del bulbo piloso.
  • Diámetro y grado de angulación del tallo piloso.

Asimismo, sirve para diagnosticar enfermedades capilares como las displasias foliculares (de tipo congénito o nutricional), la bajada o incremento de los niveles normales de queratina, la demodecosis, la alopecia endocrina, la alopecia con dilución de color y alteraciones del crecimiento piloso.

Es fundamental que este estudio sea realizado por un especialista en Tricología, ya que una mala interpretación de los resultados podría suponer un diagnóstico y tratamientos erróneos que no ayuden al paciente o que, incluso, perjudiquen su salud capilar.

Alopecia y Tricología

La relación entre alopecia y Tricología es estrecha, teniendo en cuenta que para seleccionar el tratamiento más eficaz para acabar con la caída del pelo es importante conocer en profundidad cuál es el estado del cabello y que, para ello, la Tricología y la Dermatología juegan un papel primordial. Por tanto, el asesoramiento de un dermatólogo y/o tricólogo es imprescindible para solucionar los problemas de calvicie o cualquier otro que ataque al cuero cabelludo.

El cirujano capilar, dermatólogo o tricólogo, realizará una analítica de sangre en la que se incluirán diversos parámetros como estudios hormonales, niveles de tiroides, niveles séricos, etc. La finalidad es establecer un diagnóstico completo que permita establecer un tratamiento adecuado.

El asesoramiento de un dermatólogo o tricólogo es imprescindible para solucionar los problemas de calvicie o cualquier otro que ataque al cuero cabelludo.

El pelo y sus fases

El ciclo vital del pelo es una de las cosas que es necesario conocer para saber cómo funciona el cabello. En circunstancias normales, la cabeza de una persona cuenta con unos 100.000 folículos pilosos (cada uno tiene cuatro hebras de pelo), que atraviesan por al menos una veintena de ciclos con sus tres etapas:

  1. Anágena: comprende el proceso de formación del pelo. Esta fase dura entre 2 y 8 años.
  2. Catágena: es la fase de reposo. Se extiende de 4 a 6 semanas.
  3. Telógena: cuando el pelo comienza a caerse de forma natural. Pasados 2 o 3 meses el cabello vuelve a crecer, iniciándose el ciclo de nuevo.

Una persona sin problemas de calvicie o alguna otra enfermedad capilar tiene alrededor del 85% de su cabello en la fase anágena, mientras que el 13% en la telógena, y el1% o 2% está en fase catágena. Lo normal es perder de 50 a 100 folículos por día y que con el envejecimiento los ciclos se acorten y se pierda pelo con mayor abundancia, sobre todo en la parte superior de la cabeza.

Por su parte, cuando se sufre alopecia androgénica la actividad del cuero cabelludo en la fase anágena se reduce considerablemente, lo que afecta a la longitud y diámetro de los tallos pilosos.

La Tricología ayuda a saber la proporción de cabellos que se encuentran en cada una de estas etapas, para así determinar si existe algún tipo de problema de pérdida de pelo y cuál es el motivo que la provoca.

¿Es lo mismo un tricólogo y un dermatólogo?

El tricólogo y el dermatólogo son especialistas distintos, ya que, mientras que el primero está especializado en todas las patologías de la piel, los tricólogos únicamente se ocupan de las cuestiones relacionadas con el cuero cabelludo y los folículos pilosos, en especial todo lo que tiene que ver con la alopecia y su tratamiento. Por tanto, podría decirse que un tricólogo es un dermatólogo especializado en el cuero cabelludo.

El asesoramiento de un especialista en Tricología es clave para resolver los problemas de calvicie.

El asesoramiento de un especialista en Tricología es clave para resolver los problemas de calvicie.

Cuando se tiene un problema de calvicie, alopecia o caída del pelo, así como cualquier otra enfermedad capilar, lo recomendable siempre es acudir a un médico especializado en estas áreas, ya sea dermatólogo o tricólogo, o cirujano capilar. 

Por otro lado, hay que mencionar la Tricología Forense que requiere una formación especial y que sirve para analizar el pelo, hacer estudios de ADN o detectar sustancias a las que e ha estado expuesto o que han sido consumidas.

Breve historia de la Tricología como ciencia

Para finalizar, es interesante conocer algo más sobre la historia de la Tricología. Como ciencia que estudia el cuerpo humano, la Tricología es una de las más modernas. Todavía hoy este área plantea muchas dudas sin resolver, especialmente todo lo relacionado con la regeneración capilar y la alopecia de tipo genético.

Haciendo un breve recorrido histórico, cabe decir que hasta el siglo XIX el pelo había pasado desapercibido como algo que el cuerpo desecha; así lo creía Aristóteles en el siglo IV a.C., cuando consideraba que el pelo era un deshecho vaporoso que se volvía palpable al contacto con el aire. También durante la Edad Media, cuando pensaban que el cabello era una vía de escape para limpiar las impurezas del organismo.

Así, los primeros estudios científicos sobre el cabello, que pueden enmarcarse dentro de la Tricología, vieron la luz en Inglaterra y datan del siglo XIX. No sería hasta entonces cuando un grupo de científicos vanguardistas expuso en detalle la estructura molecular del cabello. 

Los avances en este sentido prosiguieron durante el siglo XX que supuso un gran salto para la Biología Molecular y la Genética, cuando se resolvieron las primeras incógnitas sobre la función del cabello en el organismo.