Injerto de pelo al mejor precio
Injerto de pelo al mejor precio

Injerto capilar con técnica FUSS

Comentarios

Un trasplante de pelo por el método FUSS, garantía de éxito

El injerto capilar con la técnica FUSS o de la tira es, junto al método FUE o de extracción individual de folículos, uno de los procedimientos más demandados en nuestros días para solucionar el problema de la alopecia en un paciente.

La razón por la cual son muchas las personas que acaban decidiéndose por esta técnica de injerto de pelo, reside en los óptimos resultados que suele brindar, por lo que, quienes a él se someten, ven sus expectativas cumplidas con creces.

Para continuar la descripción de este proceso quirúrgico de implante capilar que es el método FUSS, es preciso definir previamente un par de conceptos que se mencionarán en repetidas ocasiones durante el resto del presente artículo y que hacen referencia a dos zonas perfectamente delimitadas:

  • La zona donante, que normalmente coincide con el área lateral y occipital de la cabeza del paciente y que conserva su volumen capilar.
  • El área receptora, que suele estar formada por la zona frontal y la coronilla y que se caracteriza por estar despojada de cabello.

¿En qué consiste el implante capilar con la técnica de la tira?

La importancia de una correcta extracción de la tira

La realización de un injerto de pelo por el método FUSS está basada en la obtención de una franja capilar del área donante, para después implantar en el área receptora las unidades foliculares que figuraban en dicha banda.

La técnica FUSS o de la tira es el procedimiento de injerto capilar más tradicional, junto a la FUE.

La técnica FUSS o de la tira es el procedimiento de injerto capilar más tradicional, junto a la FUE.

En la mayor parte de casos, la longitud de la tira extraída oscila entre los 15 y los 20 cm, mientras que su anchura es de 1 cm. Sin embargo, estas dimensiones varían según el estado en el que se encuentre el área donante y según los deseos del paciente.

Cuando ya se dispone de la tira necesaria para la práctica de un microinjerto capilar a través del procedimiento FUSS, el siguiente paso será suturar las incisiones que han de efectuarse en la zona donante, aunque hoy en día se utilizan sistemas novedosos y con la precisión suficiente como para que apenas queden señales.

Injertos de pelo

 

El empleo del procedimiento FUSS, ¿deja cicatrices?

Una muestra de las modernas técnicas que comentamos, está constituida por la Sutura Tricofítica Estética. En caso de optar por ella, el tratamiento tanto de la piel como de los límites de la herida es tan meticuloso que la única marca perceptible tras la cirugía será una fina línea, prácticamente invisible cuando el paciente lleva el pelo corto.

Tras extraer la banda de cuero cabelludo requerida, comienza la clasificación de las unidades foliculares y la planificación para que puedan ser injertadas posteriormente. Lo habitual es que dichas unidades presenten más de un folículo: dos, tres e incluso cuatro.

El injerto de pelo con técnica FUSS consiste en extraer las unidades foliculares junto a una fina tira de piel y después suturar la zona donante.

En resumen, la FUSS en una técnica que arroja muy buenos resultados, siempre y cuando se le dediquen los cuidados y precauciones necesarias. De este modo, la naturalidad que presentará el cabello trasplantado después de la intervención de microinjerto de pelo, está directamente relacionada con una adecuada obtención de la tira.

¿Qué beneficios se obtienen con el uso de la técnica FUSS?

Las bondades fundamentales derivadas de la utilización del procedimiento de la tira, son las que a continuación se enumeran:

  • El precio de una cirugía de implante capilar con el método FUSS es notablemente inferior al coste de someterse a dicha intervención por la técnica FUE, llegando incluso a la mitad de este. 
    Normalmente, el injerto capilar con técnica FUSS tiene un precio más económico que otros procedimientos quirúrgicos.

    Normalmente, el injerto capilar con técnica FUSS tiene un precio más económico que otros procedimientos quirúrgicos.

  • Cuenta con la opción de poderse llevar a cabo a través de megasesiones capilares, en cada una de las cuales pueden implantarse más de 3.000 unidades foliculares. Si se ha seleccionado el cirujano adecuado, en una única sesión de alrededor de 8 horas, es posible trasplantar la totalidad del pelo que requieren los casos severos de calvicie.
  • Un trasplante de cabello que se acometa empleando el procedimiento de la tira, es el que se considera idóneo en ciertas situaciones extremas donde el problema de calvicie es flagrante, como pueden aquellas de tipo IV o superior en la escala Hamilton-Norwood.
  • La probabilidad de supervivencia de las unidades foliculares implantadas con este método, supera a la de otras técnicas capilares. La razón que justifica esta afirmación es que, como su obtención se realiza a través de tiras, la unidad folicular permanece más segura y, por lo tanto, podrá conservarse durante más tiempo.

¿Cuáles son los principales inconvenientes de este método?

En el lado opuesto, y al igual que sucede en cualquiera de los tratamientos capilares que existen en la actualidad, la técnica FUSS lleva aparejada una serie de desventajas como las siguientes:

  • Quizás el motivo más frecuente que cause la reticencia de determinados pacientes en relación al método de la tira es la cicatriz que resultará tras la cirugía de injerto capilar. Y es que, a pesar de la creciente sofisticación de las labores quirúrgicas recientes, la presencia de alguna que otra marca en la cabeza, es inevitable.
  • La consecuencia directa de este inconveniente es que, desafortunadamente, la persona no podría lucir un cabello excesivamente corto, pues, de ese modo, la cicatriz sería perceptible a la vista. 
    Con el método FUSS queda una cicatriz que será imperceptible siempre que no se lleve el pelo muy corto.

    Con el método FUSS queda una cicatriz que será imperceptible siempre que no se lleve el pelo muy corto.

  • Además, como a lo largo del proceso quirúrgico es imprescindible efectuar incisiones, tras el mismo se requiere guardar un determinado período de descanso. En este sentido, es conveniente intensificar los cuidados de uno a tres meses después del injerto capilar y suspender la práctica deportiva durante ese tiempo.

Conclusión acerca de la técnica de injerto capilar de la tira

En resumidas cuentas, y haciendo balance tanto de los aspectos positivos como de los aspectos negativos inherentes a la utilización de la técnica FUSS, puede afirmarse con total certeza que se trata del método ideal de trasplante de pelo para determinados pacientes.

Por ejemplo, hemos mencionado que se trata de una opción bastante menos costosa, y probablemente sea este su principal beneficio. Aquellas personas que dispongan de un fondo económico restringido, deberían seleccionar este método de la tira.

El injerto capilar con técnica FUSS también se trata de un procedimiento a valorar detenidamente por pacientes cuya calvicie se encuentre muy extendida, si bien no deja de ser cierto que la cicatriz resultante en las áreas donantes supone un hándicap a tener en cuenta respecto a la futura apariencia que estos mostrarán. En la web Injertos de Pelo puede encontrar más información acerca del trasplante de pelo.

Nuestro artículo

Únete para comentar
;