Cuidados del pelo injertado

Comentarios

Los cuidados del pelo injertado dependen de si, mientras se extiende el proceso quirúrgico, se emplea el método FUSS o, por el contrario, la técnica FUE es la elegida. Es cierto que ni uno ni otro procedimiento precisa una vigilancia especial, aunque sí se aconseja prestar algo más de atención en caso de extraer los folículos con la técnica de la tira.

Cuidados la noche previa al trasplante de cabello

Durante la noche anterior a la cirugía capilar, el paciente debe cumplir las siguientes indicaciones:

  • Ingerir los antibióticos prescritos por el cirujano, acción que debe repetirse la mañana siguiente y, de nuevo, esa misma noche.
  • Descansar adecuadamente e intentar dormir las ocho horas recomendadas.
  • Evitar una cena copiosa.

¿Cómo debe cuidarse el pelo injertado tras la cirugía?

Unas cuatro horas después de finalizar el implante capilar, cuando el efecto de la anestesia ya haya desaparecido, es frecuente sentir algunas molestias e incluso dolor tanto en el área donante como en la receptora, ya que ambas presentarán cierta hinchazón.

Tras la cirugía capilar el paciente tiene que proporcionar los cuidados al pelo injertado que le indique el especialista.

Tras la cirugía capilar el paciente tiene que proporcionar los cuidados al pelo injertado que le indique el especialista.

A pesar de tales incomodidades, jamás deben tomarse aspirinas u otros anticoagulantes, pues podrían afectar al posterior proceso de formación de cicatrices. En cambio, no está contraindicada la toma de paracetamol o ibuprofeno para hacer más llevaderas estas horas iniciales.

Asimismo, lo más apropiado es que, en cuanto el paciente reciba el alta, regrese a su domicilio para reposar y evite realizar esfuerzos innecesarios durante las primeras 48 horas. En este sentido, con el propósito de reducir la inflamación, además de proporcionar los cuidados del pelo injeratado, es preferible que, las tres noches siguientes al injerto de pelo, duerma con la cabeza ligeramente inclinada.

¿Y a lo largo de las dos semanas siguientes?

Durante los 15 días posteriores a un implante capilar, los principales consejos para cuidar el pelo trasplantado son:

  • Detener el consumo de bebidas alcohólicas de tres a cinco días después de la cirugía, pues se ralentizaría la formación de cicatrices.
  • Suspender todo ejercicio físico que requiera un elevado esfuerzo, aunque sí pueden retomarse otras actividades rutinarias más suaves.
  • Eludir la carga de objetos excesivamente pesados.
  • Evitar la exposición directa al sol, ya que podrían quedar marcas y el sudor afectaría a la higiene del cabello y de las cicatrices.
  • Aplazar un mes los baños en la playa y, al menos, dos los de la piscina para proteger a la piel de la sal, la suciedad y el cloro.

Tras el implante de pelo los pacientes tienen que extremar los cuidados del pelo injertado, para reducir los efectos secundarios y garantizar un buen resultado.

Injertos de pelo

 

¿Qué atención requiere una herida del área receptora?

  • La cicatrización de cada folículo piloso ha de ser idéntica a la de una herida, aunque en miniatura. Es decir, se formará una pequeña costra que se caerá tras secarse, pudiendo arrastrar al cabello en ella insertado. Sin embargo, esta caída no debe ser motivo de preocupación, pues otro nuevo lo reemplazará posteriormente. 
    Normalmente, habrá que esperar unos dos días para poder lavarse el pelo injertado después del implante capilar.

    Normalmente, habrá que esperar unos dos días para poder lavarse el pelo injertado después del implante capilar.

  • Durante las 48 iniciales, la suciedad de los minúsculos puntos blancos resultantes se eliminará mediante una solución salina.
  • Además, en esos dos días, el paciente tampoco se podrá lavar el pelo. Al tercero, y durante toda la primera semana, utilizará un champú especial de Betadine en aerosol, sin frotar el área receptora y aclarando con agua templada. Todo ello extremando las precauciones y el interés en los cuidados al pelo injertado.
  • A lo largo de la segunda semana, cabe la posibilidad de comenzar a emplear cualquier champú infantil, al tiempo que podrán iniciarse suaves masajes circulares en el área intervenida. La presión del agua necesaria para aclarar de champú el cuero cabelludo, también puede ir incrementándose de manera paulatina.
  • Se desaconseja encarecidamente la utilización de secadores en la zona tratada, intensificado la meticulosidad en caso de aplicarlos sobre el área donante y habiendo utilizado el método FUSS, que es la situación que pasamos a analizar en el siguiente apartado.

El pelo injertado se puede empezar a lavar pasados unos dos días tras la intervención, sin frotar la zona y con agua templada, siguiendo los consejos del especialista.

¿Cuáles son los cuidados del área donante con el método FUSS?

  • Cuando una cirugía de injerto de pelo se acomete con el método FUSS, es necesario quitar los apósitos del área donante a los dos días de haber concluido. En ese momento, se habrá de lavar la herida a conciencia con agua y el jabón que el especialista haya recomendado para no interferir en la formación de cicatrices.
  • El siguiente paso será enjuagar abundantemente el cuero cabelludo con agua tibia. Posteriormente, para secar la cabeza, se utilizará un secador pero guardando una distancia prudencial en relación a la zona tratada y asegurándose de que la temperatura del aire expulsado no es excesivamente elevada.
  • A pesar de la imperante necesidad de limpiar completamente la cicatriz de costras y cabellos, debido a que los tres días iniciales no está permitido lavar el área receptora, se descartará la utilización de la alcachofa de la ducha, empleando en su lugar algún envase gracias al cual pueda derramarse el agua poco a poco.
  • Para proceder a la desinfección de la herida, se recurrirá a un antiséptico como Betadine, cuya administración se valdrá de alguna venda, siempre con el máximo cuidado posible.
  • Si el injerto se hace con la técnica FUE, los cuidados de la zona donante son más sencillos.

    Si el injerto se hace con la técnica FUE, los cuidados de la zona donante son más sencillos.

    Los diez primeros días, el lavado y posterior desinfección de la herida, se reiterará cada mañana. No obstante, desde el cuarto y a lo largo de las dos semanas siguientes, se dispone de la opción de utilizar un aerosol de solución regeneradora. Transcurrido ese tiempo, el paciente volverá a la clínica para que las suturas le sean eliminadas. 

Si se opta por la técnica FUE, ¿cómo se trataría esta área donante?

Los cuidados de la herida resultante tras un microinjerto capilar realizado por el método FUE son bastante más sencillos que si se hubiese efectuado con la técnica de la tira. Quizás su mayor atención sea la necesidad de administrar una crema con hidrocortisona a través de suaves masajes un par de veces diarias, a lo largo de la primera quincena.

Cuando ya hayan pasado unas 72 horas desde que el implante de pelo concluyese, la cabeza del paciente habrá de lavarse cada día cuidadosamente, empleando agua y jabón neutro o, en su defecto, el ya mencionado champú de Betadine, preferentemente en vaporizador.

Uno de los cuidados del pelo injertado respecto al aclarado del cuero cabelludo, consiste en usar un recipiente para derramar el agua y evitar así una excesiva presión de la misma sobre la zona afectada, tal y como podría suceder si se utilizase la alcachofa de la ducha. En injertosdepelo.com se puede encontrar mucha más información sobre el trasplante capilar.

Nuestro artículo

Únete para comentar
;