Injerto de pelo al mejor precio
Injerto de pelo al mejor precio

¿Cómo afecta la alopecia al pelo injertado?

Comentarios

¿Puede influir la calvicie sobre el cabello trasplantado?

Especificar cómo afecta la alopecia al pelo injertado es una de las peticiones más habituales que los pacientes realizan a su cirujano capilar mientras están barajando la posibilidad de exponerse a un procedimiento quirúrgico de este tipo para solucionar su problema de pérdida de cabello.

Antes de entrar en detalles, sirva como adelanto señalar que el pelo que acaba de implantarse no se verá perjudicado en el futuro por la calvicie y bajo ninguna circunstancia. Por lo tanto, este proceso es una muy válida y permanente alternativa para detener el despoblamiento capilar del cuero cabelludo.

No se trata de una afirmación fundamentada en opiniones ni expectativas, sino que lo hace en la experiencia y la evidencia científica, pues los folículos extraídos proceden de áreas cuya disposición genética resulta ajena a la acción de la alopecia, encontrándose programados para acompañar al individuo durante toda su vida.

Las regiones posterior y temporal son en las que con mayor frecuencia se hallan estos folículos pilosos inmunes a la influencia de la principal causante de la pérdida del pelo: la hormona dihidrotestosterona o DHT. Debido a este motivo, el cabello que puebla estas zonas donantes es definitivo.

El pelo injertado no se verá afectado por la alopecia, pues está programado genéticamente para durar toda la vida.

El pelo injertado no se verá afectado por la alopecia, pues está programado genéticamente para durar toda la vida.

Gracias a esta cuestión fundamental, un buen número de personas contemplan el tratamiento de injerto de pelo como el mejor remedio para poner freno a la caída de su cabello. Y es que, gracias a este método, puede asegurarse que los problemas derivados de su calvicie no se presentarán de nuevo.

¿Podría perderse pelo injertado después de la cirugía?

¿Por qué se produce dicha pérdida al concluir el implante capilar?

A pesar de que la técnica de trasplante capilar seleccionada (FUE o FUSS) para acometer el proceso quirúrgico se haya aplicado a la perfección, el hecho de que el pelo implantado se desprenda es más habitual de lo que en principio pueda imaginarse.

En otras palabras, si bien la calvicie no influye sobre el cabello nuevo, no es extraño que este se pierda tras la cirugía. Sin embargo, este aspecto no debe constituir motivo de intranquilidad alguna. Además, en caso de preferir asegurarse de que esta no es sino otra fase del proceso, siempre tendrá la oportunidad de comentárselo a su especialista.

Y esta caída no ha de inquietarle porque es la réplica de los folículos pilosos trasplantados a la manipulación a la cual se han sometido durante cualquiera de las tres fases del procedimiento:

  • Obtención.
  • Tratamiento.
  • Implante.

Tras la cirugía, es normal que el cabello implantado se caiga en un primer momento, pero esto no sucede por efecto de la alopecia sino por el trauma postquirúrgico.

Es más, la caída del pelo que se produce inmediatamente después de la cirugía, no deja de ser un síntoma de la regeneración funcional que está teniendo lugar en esos momentos. Para ser más exactos, en tales situaciones, a los pacientes de microinjerto capilar se les caen entre 50 y 100 cabellos cada día por el motivo expuesto.

Para evitar preocupaciones de este tipo, siempre será más que aconsejable seleccionar a un equipo médico cualificado y con la debida trayectoria en este sector, pues, en caso de que el implante capilar se practique del modo idóneo, lo normal es que la tasa de supervivencia de las unidades foliculares que se han injertado ronde el 100 %.

Injertos de pelo

 

¿Cómo afectaría el natural envejecimiento a la alopecia?

Cualquier persona a la que se le haya efectuado un injerto de pelo, ha de ser muy consciente de que el cabello que se pierde tras la finalización de este procedimiento, es consecuencia de la propia cirugía.

Con el trascurso de los años el pelo trasplantado puede perderse poco a poco debido al envejecimiento natural.

Con el trascurso de los años el pelo trasplantado puede perderse poco a poco debido al envejecimiento natural.

Por lo tanto, resulta fundamental establecer una distinción entre la caída capilar derivada de la calvicie y la asociada a la aplicación de la técnica quirúrgica. Además, cuando hayan transcurrido algunas semanas, el cabello injertado irá recuperando progresivamente su ciclo de crecimiento habitual, logrando así su completa regeneración.

Sin embargo, también es necesario puntualizar que el inevitable paso del tiempo sí ejercerá cierta influencia sobre el pelo trasplantado. En otras palabras, con la cirugía de implante capilar, el problema de alopecia se soluciona para siempre, pero el natural proceso de envejecimiento incidirá sobre este y sobre los demás cabellos.

La calvicie no influye sobre el cabello trasplantado, es cierto, aunque con el devenir del tiempo, lo más probable es que este pelo continúe perdiéndose de manera paulatina. No obstante, insistimos en que no se trata de una mala praxis por parte del cirujano ni de un problema que pueda presentar el paciente, sino del transcurso de los años.

Precisamente por la naturalidad de la pérdida capilar mencionada, esta no resultará tran drástica ni tan copiosa como la de años atrás y que motivó el paso por quirófano del paciente para la realización del microinjerto de pelo.

Es decir, el sujeto en cuestión no volverá a quedarse calvo de la noche a la mañana. Muy poco a poco, se le empezará a caer parte del pelo implantado y, con ello, disminuirá moderadamente la densidad capilar de su cabeza. Tampoco es de extrañar que esta pérdida de cabello sea tan leve que apenas pueda apreciarse.

La experiencia del cirujano capilar a la hora de calcular la evolución de la alopecia es fundamental para lograr una buena distribución de los cabellos implantados.

¿Es viable que esta caída derive en otro implante de pelo?

El primer paso para que una persona pueda exponerse a un tratamiento quirúrgico capilar es la ejecución de una serie de exámenes previos que pongan de manifiesto determinadas características del cabello y que podrían adquirir especial relevancia en la consecución de los resultados definitivos que puedan alcanzarse.

Por ejemplo, el propio cirujano será el responsable de estimar, gracias a la información proporcionada por estos análisis, la cantidad de unidades foliculares que van a injertarse en el área donante, pues quedarse corto en tal cómputo podría traducirse en un desenlace muy poco natural con el paso de los años.

Aunque el pelo injertado no se caiga, hay que tener en cuenta que la zona receptora seguirá perdiendo cabellos por la alopecia.

Aunque el pelo injertado no se caiga, hay que tener en cuenta que la zona receptora seguirá perdiendo cabellos por la alopecia.

Ante tales situaciones, es muy posible que el individuo haya de regresar a la clínica para volver a someterse a otro injerto de pelo e intentar rectificar así la desigualdad capilar presente en su cabeza.

En definitiva, y a pesar de que ya hemos comprobado que la alopecia no afecta al cabello trasplantado por estar preparado genéticamente para no caerse, la pericia del especialista juega un papel fundamental para que los resultados que vayan a obtenerse se prolonguen en el tiempo.

De su adecuada previsión acerca de la cantidad de cabellos de la zona receptora que se le podrían caer a largo plazo al sujeto, dependerá la necesidad de acometer una nueva cirugía de injerto capilar o no, lo cual no resulta nada sencillo si se tiene en cuenta que la calvicie aún no se habrá desarrollado en su totalidad. En injertosdepelo.com encontrarás más información acerca del trasplante de pelo.

Nuestro artículo

Únete para comentar
;