Injerto capilar en otras partes del cuerpo

Comentarios

¿Es factible realizar un implante de pelo en otras zonas del cuerpo?

Practicar un injerto capilar en otras zonas del cuerpo sí que resulta posible, ya que esta cirugía no se centra únicamente en corregir problemas de calvicie en sus pacientes. De hecho, desde un tiempo a nuestros días, ha aumentado sensiblemente la cantidad de procedimientos capilares que tratan otras partes del cuerpo.

Pese a ser la población masculina la más interesada en este tipo de métodos, el número de mujeres que recurren a dichas técnicas se encuentra también en pleno crecimiento, pues les reportan ventajas como:

Asimismo, un interesante apunte relacionado con los beneficios de someterse a una cirugía capilar, es la supervivencia de alrededor del 95 % de los folículos pilosos injertados, los cuales crecerán firmemente en la zona afectada por la alopecia. Al renovar la imagen del paciente, este recuperará una importante dosis de confianza en él mismo.

El injerto capilar en cejas y pestañas

Uno de los injertos de pelo en otras partes del cuerpo que más se realiza es el trasplante en cejas o pestañas. En ciertas ocasiones, el modo óptimo de resaltar la mirada de alguien es trasplantar folículos pilosos del cuero cabelludo en la zona de las cejas y las pestañas, por lo que nos encontramos ante una alternativa a tener muy en cuenta por cualquier persona, independientemente de su género.

El trasplante en cejas es el tipo de injerto capilar en otras partes del cuerpo que más se demanda.

El trasplante en cejas es el tipo de injerto capilar en otras partes del cuerpo que más se demanda.

Como las cejas y las pestañas son protagonistas principales en la configuración facial de un individuo hasta el punto de dotar de cierta personalidad al mismo, la demanda de estos microimplantes continúa en constante aumento.

Los candidatos ideales a quienes realizar un injerto capilar de cejas o pestañas son aquellos que han sufrido una caída -parcial o completa- del pelo en dichas áreas debido a diversos motivos:

  • Depilación desmesurada.
  • Tricotilomanía o episodios de estrés.
  • Presencia de cicatrices.
  • Menopausia.

¿De qué forma se lleva a cabo este implante?

Es el método FUE el que posibilita la realización del trasplante en cejas y pestañas. Es decir, que el procedimiento consiste en la extracción de cabellos de la zona posterior o lateral de la cabeza para después injertar los folículos de uno en uno.

Si bien existe la posibilidad de recurrir a la sedación -en caso de que el paciente así lo prefiera-, es más frecuente emplear anestesia local. La reconstrucción de cejas concluirá en una única sesión o, en el peor de los casos, en un solo día, ya que se trata de un área muy limitada.

Son distintos los motivos por los que una persona puede necesitar un injerto capilar en cejas, entre ellos, la presencia de cicatrices o la depilación excesiva durante un tiempo.

La técnica utilizada está basada en seleccionar de 100 a 200 folículos óptimos en el caso de las cejas y de 50 a 100 si se trata de un implante de pestañas, estando la supervivencia de estos cabellos completamente asegurada.

La explicación de esta total garantía reside en que la pauta genética del pelo injertado será idéntica a la que presentaba anteriormente, cuando poblaba el área donante, donde permanecía a salvo de los temidos efectos de la alopecia androgénica.

Injertos de pelo

 

Cuidados que el trasplante de cejas y pestañas requiere

Entre los excepcionales efectos secundarios que pueden aparecer en la zona intervenida tras la cirugía, tenemos el de sentir cierto escozor. Ante tal situación, el paciente nunca habrá de rascarse, pues de ese modo aumentaría la probabilidad de contraer alguna infección.

Antes de un injerto de pelo en otras partes del cuerpo es necesario consultar la viabilidad del procedimiento con el cirujano.

Antes de un injerto de pelo en otras partes del cuerpo es necesario consultar la viabilidad del procedimiento con el cirujano.

Una opción es que el especialista le recete los medicamentos oportunos para aliviar el picor, si bien otra alternativa es recurrir al uso de lentes, impidiendo así exponer el área tratada a riesgos externos.

Cuando ya han transcurrido 48 horas desde la finalización del proceso quirúrgico, el paciente habrá de retornar a la clínica con la finalidad de someterse a la pertinente observación microscópica.

Además, a lo largo de los tres primeros meses hay que seguir otros cuidados. Así, no resulta aconsejable tomar el sol ni utilizar maquillaje sobre el área intervenida, recomendándose en este sentido el uso de gafas tintadas cuando permanezca al aire libre.

El trasplante de vello púbico

Este es otro de las posibilidades que ofrece el injerto de pelo en otras partes del cuerpo. Al igual que sucedía en anteriores épocas, la presencia de pelo en el pubis femenino, de nuevo está de actualidad. Debido a esta razón, aparece este innovador procedimiento que considera el deseo de aquellas mujeres que no están satisfechas con la densidad capilar de su zona íntima.

De este modo, un injerto de vello púbico puede atender a variadas razones, entre las cuales destacan:

  • Alteraciones hormonales que provoquen la completa pérdida del pelo de esa área.
  • Tratamientos farmacológicos.
  • Menopausia.
  • Depilación desmedida.
  • Factores culturales.

La técnica de injerto capilar ofrece también la posibilidad de realizar un implante de vello en el pubis, utilizando para ello pelo de las axilas o las ingles. 

¿En qué consiste un injerto capilar en el pubis?

Según las peculiaridades de una y otra paciente, se optará por el método FUSS (Follicular Unit Strip Surgery) o por el método FUE (Follicular Unit Extraction), procedimientos de microimplante de pelo que solventarán el problema estético que en ciertos casos supone un pubis despojado de vello.

Aunque varía según la densidad capilar buscada y el grado de alopecia púbica que presente, el proceso se desarrolla normalmente en una sola sesión, por lo que no requiere permanecer ingresada en el centro. Las zonas donantes más comunes en esta situación son:

  • Nuca.
  • Axilas.
  • Ingles.
El injerto de pelo en el cuero cabelludo sigue siendo la intervención más realizada entre los tipos de microinjerto capilar.

El injerto de pelo en el cuero cabelludo sigue siendo la intervención más realizada entre los tipos de microinjerto capilar.

No es preciso rasurar el área receptora, pero el vello de la zona donante sí habrá de cortarse el cabello hasta los 2 o 3 mm. Una vez injertado, el pelo del pubis respetará la distribución y el sentido originario del mismo.

¿Qué precauciones deben adoptarse tras la cirugía?

Hay dos premisas fundamentales a tener en cuenta durante la fase de recuperación de un implante de vello en el pubis:

  • El consumo de antibióticos.
  • Extremar la limpieza e higiene del área intervenida.

Unos 15 días después, las minúsculas costras resultantes de las heridas ocasionadas a lo largo de la cirugía, se caerán por sí solas. Asimismo, es vital que en los 6 o 7 días iniciales se intensifiquen los cuidados del pubis. En relación a la actividad rutinaria de la paciente, podrá retomarse a las 48 horas tras el tratamiento quirúrgico.

El microinjerto de pelo en barba y bigote

Si, en siglos pasados, el bigote y la barba simbolizaban hombría, sapiencia y reconocimiento social, en la actualidad son considerados una costumbre estética más. En este sentido, una barba sin cubrir totalmente o la presencia de calvas podrían ser razones suficientes como para realizarse un implante en esta parte del cuerpo.

Además del implante de pelo en barba, respecto al bigote, hay veces en las que se recurre a un trasplante capilar con el propósito de disimular anomalías labiales innatas u ocultar cicatrices derivadas del acné, de traumatismos o incisiones, etc.

En última instancia, también existen motivos culturales que pueden aconsejar el lucimiento de barba. Y es que hay personas que pueden experimentar cierta sensación de feminidad por disponer del suficiente vello facial o porque este sea poco denso. Por tal circunstancia, deciden pasar por el quirófano y así poner fin a sus complejos.

¿Qué método se emplea en el implante de barba y bigote?

La técnica que con mayor recurrencia se utiliza a la hora de acometer un injerto capilar en la barba o en el bigote es el método FUE, basado en la obtención individual de los folículos pilosos gracias al uso de novedosas herramientas con las cuales se logra implantar la máxima cantidad de unidades foliculares sin que luego queden cicatrices.

El injerto de pelo en barba o bigote se suele llevar a cabo mediante la técnica FUE, ya que evita que queden cicatrices.

El injerto de pelo en barba o bigote se suele llevar a cabo mediante la técnica FUE, ya que evita que queden cicatrices.

En otras palabras, el área donante para efectuar un trasplante de este tipo es la cabeza del paciente, pues cuenta con zonas ajenas a la influencia de la hormona responsable de la calvicie.

Acotando un poco más, podemos afirmar que el área de la nuca es la más recomendable para el microimplante de barba. Y es que, aunque varíe según las características de cada individuo, la barba suele disponer de vello grueso en la mayoría de casos.

¿No existe ningún otro procedimiento alternativo?

Dependiendo de la cantidad de cabello a injertar y del área donante elegida, la decisión final acerca de la técnica a utilizar recaerá en el método FUE de extracción individual anteriormente descrita o, por el contrario, en el método FUSS -de la tira-, consistente en obtener una banda de cuero cabelludo de 20 cm de longitud por 1 de amplitud:

  • El procedimiento FUSS es aconsejable cuando el área a poblar es suficientemente extensa y las zonas temporal y cervical presentan una densidad capilar notable. Otra situación que podría requerir su uso hace referencia al hecho de que el sujeto haya sufrido quemaduras en esa área y desee ocultarlas.
  • De otro lado, el método FUE de extracción individual es el más conveniente en caso de que el área receptora sea más pequeña o cuando los folículos pilosos se extraigan de otras zonas del cuerpo.

Se selecciona la técnica que se seleccione, el proceso de recuperación transcurre sin contratiempos relevantes y los resultados logrados en todos los casos de injerto capilar en otras partes del cuerpo serán excelentes, por lo que las expectativas del paciente en relación al trasplante capilar en la barba o el bigote, se verán más que cumplidas. En la web de Injertos de Pelo se puede encontrar respuesta a cualquier duda sobre el proceso de cirugía capilar.

Nuestro artículo

Únete para comentar
;