¿Cuándo crece el pelo injertado?

Comentarios

¿En qué momento empieza a crecer el cabello trasplantado?

Saber cuándo crece el pelo injertado es uno de los aspectos que mayor tranquilidad aporta a quienes han optado pasar por quirófano para la realización de este procedimiento quirúrgico, sirviendo como respuesta la siguiente afirmación: el cabello trasplantado mantiene intacta su estructura genética en relación al área donante de la que se obtiene.

Dicha área, que suele coincidir con aquella de mayor densidad, se sitúa en las zonas laterales de la cabeza. Como la información genética de este pelo será idéntica a la anterior a la cirugía de microinjerto capilar, sus propiedades no se verán alteradas:

  • La duración continuará siendo ilimitada.
  • Su disposición no varía y seguirá siendo liso, rizado, etc.
  • La pauta de crecimiento será también la misma.

Debido a estos motivos, los especialistas aseveran con certeza que el cabello implantado posee las mismas características que el pelo natural y permanecerá ajeno al problema de calvicie. Es precisamente este su beneficio fundamental: el hecho de que la alopecia androgenética no le afecte en el futuro, por lo que el cabello trasplantado no se caerá

¿Qué sucede durante el crecimiento de estos implantes?

¿Cuáles son los motivos que causan la pérdida capilar inicial?

El pelo trasplantado mantiene intacta la misma estructura genética que tenía en su lugar de origen.

El pelo trasplantado mantiene intacta la misma estructura genética que tenía en su lugar de origen.

En primer lugar, es preciso comentar que, una vez el tratamiento capilar ha finalizado de manera satisfactoria, es muy probable que el cabello que acaba de trasplantarse, comience a desprenderse por sí solo. No obstante, este factor no ha de suponer motivo de preocupación alguno, ya que entra dentro de lo previsto.

La razón que justifica esta pérdida reside en el proceso de manipulación de los folículos pilosos que en la totalidad de casos se requiere y que consta de tres fases esenciales:

  • Obtención.
  • Tratamiento.
  • Inserción.

Esta pérdida capilar se conoce con el nombre técnico de efluvio, siendo la nota predominante durante aproximadamente los 20 días siguientes a la conclusión de la operación de injerto de pelo.

Injertos de pelo

 

¿Cómo transcurren los primeros meses tras el injerto de pelo?

Alrededor de tres meses después, todo el pelo que se había desprendido con motivo de su necesaria manipulación durante la cirugía, permanecerá en una etapa de reposo. Tras ella, se iniciará otra nueva etapa de crecimiento o anágena, en la que comenzarán los esperados ciclos de crecimiento del cabello implantado.

Por lo tanto, en la mayoría de ocasiones, el desarrollo del pelo injertado empezará transcurridos tres o cuatro meses. Sin embargo, será preciso aguardar hasta medio año para que los verdaderos resultados de la mencionada evolución sean perceptibles.

Después del implante capilar el pelo injertado comenzará a crecer en el área receptora siguiendo los mismos ciclos de crecimiento que tenía en las zonas de origen.

A partir de ese momento, el pelo injertado crecerá algo así como 1 cm por cada mes. En caso de ningún incidente adicional trunque esta progresión, es sencillo calcular que, cuando se haya cumplido más o menos un año, podrán apreciarse definitivamente los resultados quirúrgicos. Estos, a buen seguro, causarán una gran satisfacción en el paciente.

En otras palabras, y después de someterse a un tratamiento capilar de esta naturaleza, no es extraño que un individuo se impaciente y presente dudas acerca de cuándo crecerá el cabello trasplantado. Pero, como ya hemos podido comprobar, es necesario esperar algún tiempo hasta que el pelo empiece su natural ciclo de desarrollo.

¿Qué cuidados podrían favorecer este desarrollo capilar?

Tras la intervención quirúrgica, el nuevo pelo requerirá de diversos cuidados, como el empleo de protección en la zona intervenida en caso de haber optado por el empleo del método FUSS. Si, por el contrario, la técnica FUE ha sido el procedimiento elegido, el área tratada no necesitará ninguna atención particular en este sentido.

Tras el injerto de pelo el cabello trasplantado requiere unos cuidados especiales.

Tras el injerto de pelo el cabello trasplantado requiere unos cuidados especiales.

No obstante, tanto en uno como en otro caso, sí que resulta preciso proceder a la adecuada limpieza del cuero cabelludo. En este sentido, los cuidados higiénicos requeridos no serán distintos a los que el sujeto solía dedicar a su pelo antes del injerto capilar, por lo que podrá seguir empleando:

  • Champú.
  • Gel.
  • Colonia.
  • Crema hidratante.

La idea que esta persona se había formado de sí misma con motivo de su calvicie, experimentará un giro de 180 grados. Serán historia aquellas situaciones en las que encontraba abundantes cabellos en el peine, comprobaba en la bañera cuántos se caían y observaba con impotencia todos los que quedaban en la toalla tras secar su cabeza.

Tiempo después de que el pelo injertado crezca, ¿se caerá?

¿Afecta la alopecia al ciclo de crecimiento del cabello implantado?

Antes que nada, es primordial señalar que el pelo que se traslada desde las zonas donantes -normalmente, posterior y laterales de la cabeza- a las áreas receptoras no se encuentra afectado por la hormona DHT o dihidrotestosterona, primera culpable de la alopecia. Es decir, que la duración del cabello trasplantado será prácticamente ilimitada.

En los primeros 20 días tras la cirugía es normal que el pelo injertado se caiga debido al trauma quirúrgico, pero después volverá a crecer de forma permanente.

Lo que sí es cierto es que, tal y como se ha expuesto en anteriores líneas, este pelo también estará condicionado a sus ciclos de crecimiento, por lo que inicialmente se producirá una pérdida capilar determinada y, después, continuará su crecimiento hasta cubrir el área despoblada.

Uno de los principales motivos por los que el área occipital y lateral de la cabeza suelen ser designadas como donantes, es que la información genética presente en ellas está configurada para prolongar su duración en el cuero cabelludo, permaneciendo en todo momento a salvo de los perniciosos efectos de la calvicie.

Estas características capilares, ¿se mantendrán a muy largo plazo?

A través de la realización de un tratamiento de injerto de pelo, el equipo de especialistas logrará un reparto proporcionado de los folículos disponibles en la cabeza de una persona, para lo cual resulta preciso efectuar pequeños implantes de las unidades foliculares requeridas y que estarán compuestas de 1, 2, 3 o 4 folículos.

En las primeras consultas el especialista puede indicar cuándo crece el pelo injertado y a qué ritmo lo hará.

En las primeras consultas el especialista puede indicar cuándo crece el pelo injertado y a qué ritmo lo hará.

Como la estructura genética de los folículos pilosos obtenidos es invariable ante problemas de calvicie, idéntica disposición será la que se mantenga a pesar de la manipulación microscópica a la que se ve sometida con la finalidad de insertar estos folículos en la zona receptora. Aparte de no perderse, este pelo se caracterizará por su naturalidad.

Un último -aunque fundamental- aspecto a considerar es que, además de disponer de la información suficiente acerca de cuándo empieza a crecer el cabello trasplantado, el paciente sea consciente de que todo el pelo presente en su cuero cabelludo seguirá las habituales pautas de envejecimiento.

En otras palabras, y conforme transcurra el tiempo, es muy posible que se suceda de manera paulatina alguna pérdida capilar. Sin embargo, tampoco debe obviarse que, aunque el paso de los años sea inexorable también para el cabello, el problema de calvicie nunca llegará a ser tan acusado como lo era antes de la cirugía de injerto de pelo. Cualquier duda respecto a la cirugía capilar se puede resolver en la web Injertos de Pelo.

Nuestro artículo

Únete para comentar
;